Caldo Gallego

Las mejores recetas de caldo gallego

Caldo gallego rápido

A veces, nuestro ritmo de vida no nos da el suficiente tiempo como para preparar comida casera y solemos optar por alternativas que puede que no sean todo lo saludables que debieran ser, algo que nos sucede a muchos y a muchas.

Con esta falta de tiempo, lo de preparar un guiso es algo que prácticamente puede parecer imposible, pero por ello queremos daros una receta que os permitirá preparar una buena comida y que si hacéis cantidad, tendréis para comer más días, con el consiguiente ahorro.

Caldo gallego rápido

Se trata de un caldo gallego rápido, plato contundente, pero saludable, porque a excepción de algunos ingredientes, el resto todo son productos que podríamos comer todos los días según los expertos en nutrición.

Para preparar este caldo gallego rápido necesitaréis los siguientes ingredientes:

  • 200gramos de alubias blancas.
  • Un manojo de grelos frescos.
  • Un chorizo.
  • 5 costillas de cerdo saladas.
  • 1 trozo de lacón.
  • 1 cucharada de unto (grasa de cerdo)
  • 3 patatas de tamaño medio.
  • 1 hueso de caña.
  • 1 nabo.
  • Sal (al gusto)

Modo de elaboración

Las alubias deben ser secas, por lo que para hacer este plato debemos tenerlas a remojo desde el día anterior. Además, hay que procurar que sean de calidad, para que no suelten la piel durante la cocción o se rompan.

Deben ser alubias de tamaño medio y que cuando cuezan su textura quede cremosa.

Lavaremos bien los grelos, los trocearemos y los reservaremos. En una olla a presión echaremos aproximadamente unos tres litros de agua y agregaremos las alubias blancas, el hueso, el lacón, el chorizo, las costillas y la cucharada de unto o grasa de cerdo, procurando que todo quede cubierto por el agua.

Taparemos y dejaremos cocinar durante unos 45 minutos.

Mientras tanto, lavaremos las patatas y el nabo, los pelaremos, trocearemos y reservaremos junto a los grelos.

Cuando se acabe el tiempo, abriremos la olla rápida con cuidado para que salga todo el vapor y probaremos a ver cómo está de sal y rectificaremos si es necesario.

Añadiremos estos ingredientes y removeremos despacio, taparemos y dejaremos cocer de nuevo durante otra media hora aproximadamente y ya estará listo para comer.

Consejos

Si queremos que aún vaya más rápido la receta, en lugar de utilizar alubia seca podemos utilizar alubia cocida en conserva, pero que sea de calidad, nos ahorrará el paso de tener que ponerlas en remojo y de hacerlas en la olla a presión tanto tiempo. En este caso se echarían junto a las patatas y el nabo, en la última media hora de cocción.