Caldo Gallego

Las mejores recetas de caldo gallego

Caldo gallego con grelos y carne

Caldo gallego con grelos y carne

El caldo gallego es uno de los platos más tradicionales de Galicia. Se trata de un guiso de alubias con verdura y diferentes tipos de carne que tiene un sabor excelente y es ideal para los días de frío, aunque suele comerse durante todo el año.

Es una receta sencilla de hacer y el único problema que puede haber es el tiempo de elaboración, algo que quizá nos quite demasiado tiempo para hacerlo entre semana, pero siempre podremos disfrutar de este plato los fines de semana.

Para su elaboración necesitaremos.

  • 200 gramos de alubias blancas secas.
  • 300 gramos de costilla de cerdo salada (sin adobar)
  • 250 gramos de tocino salado.
  • 200 gramos de espinazo de cerdo.
  • Un chorizo grande.
  • 700 gramos de patatas.
  • Un buen manojo de grelos frescos.
  • Agua-
  • 70 gramos de unto (grasa de cerdo)

Modo de elaboración

Para este plato debemos tener en cuenta que hay que poner las alubias en remojo el día anterior en una cazuela y en otra la carne, porque suele estar bastante salada y no nos interesa, necesitamos rebajar su nivel de salinidad.

Cuando tengamos las alubias ya en remojo y la carne desalada, podremos comenzar a hacer la receta. Empezaremos poniendo abundante agua en la olla rápida y allí añadiremos la costilla, el espinazo, el tocino, el chorizo y el unto de cerdo, lo taparemos y lo cocinaremos durante unos 45 minutos.

Una vez haya terminado de cocer, sacaremos el vapor de la olla para no quemarnos y abriremos la tapa, momento en el que añadiremos las alubias blancas ya remojadas y lo coceremos todo durante unos 15 minutos.

Después de ese tiempo volveremos a repetir la acción, es decir sacar el vapor de la olla, abrir la tapa y agregarlas patatas peladas y cascadas así como los grelos troceados.

Lo removeremos suavemente y dejaremos que cueza otros 10 minutos más. Retiraremos el espinazo y el resto de la carne, chorizo incluido, lo pondremos en un plato serviremos el caldo y acompañaremos con un trozo de chorizo, otro de tocino y otro de costilla.

Consejos

Esta receta se puede hacer fácilmente en un robot de cocina, aunque también lo podemos hacer en una cazuela normal.

Debemos tener cuidado con la cantidad de sal de este plato y con la calidad de todos sus ingredientes, especialmente los grelos, los cuales deben tener un color verde intenso y estar tiernos así como que el chorizo o las carnes también tengan una buena calidad para que el caldo que vayamos a hacer tenga un sabor excepcional.